Corazón marchito

“El reloj pasa y los amigos se pierden

el susurro del tiempo es un mal enemigo

que canta las viejas heridas de un corazón marchito

y los viejos amigos vuelven si no los quieres olvidar.”

Lobo Sarnoso

Corazón marchito

 

Con dos copas de más aprendimos a volar

con dos copas de más aprendimos a soñar

con dos copas de más aprendimos a llorar

con dos copas de más aprendimos a olvidar

Se perdieron los viejos recuerdos

olvidamos las idas y venidas del Madrid añejo

de calles oscuras e historias de viejos bandoleros.

Las noches se fundieron en mil elementos

las estrellas fueron nuestras luces de contrabando

y cada luna llena fue un chivato en nuestras manos.

Llovía en nuestros zapatos y palabras vacías en nuestros labios

nuestras viejas batallas nunca fueron batallas

y de nuestros ojos vidriosos sólo brotaban lágrimas de cocodrilo.

Esas lágrimas eran saciadas

con el neón de un pelotazo de alcohol podrido

y no había mirada que nos alegrara

ni rubia que nos saciara

ni papel que nos librara de aquella vieja batalla

que perdimos cada noche que salimos sin vivir.

Nos perdimos en la noche en un Madrid podrido

jugamos al juego de los perdedores

y perdimos la vida por aparentar existir.

¡A pesar de todo mereció la pena! 

 

22 de agosto de 2017

Luis de Laos

 

 

Working Class

Working Class

Vuestro presente es la suma de los factores del pasado
El futuro es vuestra constante
¡Ay!¡La alegría de vivir!¡Cómo la habéis olvidado!
Adaptarse también es vuestra muerte
Las fronteras, vuestra muralla mental.
La clase media es una entelequia,
una tragedia moderna
un espejismo en el horizonte.
El dinero vuestra pandemia,
un contrato vuestras cadenas.
Vuestra religión es el ego,
el Estado y sus gobiernos.
¡El patriotismo!
¡Ay, el patriotismo!
¡Cuánta estupidez en una sola palabra!
La libertad es vuestro pecado
La ley es vuestra prisión
El colegio, el instituto, la universidad vuestra doctrina.
La locura sin ser insurrecta,
¡Una absurda idea!
Los impuestos
La burocracia
Las drogas
El alcohol
El juego
El consumo
La apariencia
Las fiestas
La boda
los hijos
El bautizo
La comunión
El divorcio
El Machismo
los privilegios
¡Los privilegiados que nos esclavizan!
El tiempo
El trabajo
El salario.
La playa
¡Las Vacaciones!
¡Ah, las vacaciones!
¡Cómo pesan esas cadenas!
¡Y que bien sujetan!
El sindicato
El delegado
¡Las huelgas!¡Malditos privilegiados!
Los partidos y su corrupción.
La Jubilación
El desempleo.
El mundo no tiene barrotes
vuestra mente si.
¡Ah!¡Que pena de Working Class!
¡Se nos ha olvidado soñar, reír!¡Vivir!
Sois lo viejo disfrazado en la nueva clase trabajadora.
¿Clase media?
¿Y porqué no ser todo y nada a la vez?
¡Sin dominantes, ni dominadas!
¡Compañeras!¡Mamíferos!
¡Cómo gritó Lizanote!

12 de Agosto de 2017
Luis de Laos

Incendio forestal

Incendio forestal

Verín, Yeste, Alto de Buey o cualquier lugar

El bosque va quemando, quemando su rostro

y el olvido va dejando, dejando atrás su estrella.

Hay cadáveres sin descomponer en la retina,

cadáveres que descansan bajo el polvo.

Bajo los restos está el naufragio,

bajo la tristeza, crece el problema.

Bajo la agonía muere la tierra.

La locura no tiene conciencia,

conciencia perdida por la estulticia

y la acción directa contra el fuego,

allá,

en la Serranía.

Las brigadas están luchando contra las llamas,

dejan su piel y las fuerzas.

En los rescoldos, la barbaridad.

Se queman las lágrimas por la tierra.

El tigre avanza en la lejanía

comiéndose la “Musa Verde” y la alegría,

mordiendo con aliento de fuego la Serranía.

Va talando cada árbol su cordura,

ha enterrado cada árbol su memoria.

El fuego devora el bosque encantado,

los rostros gastados y el viejo linaje.

El bosque va talando, talando su rostro

y el árbol putrefacto va dejando su huella.

Va quemando, quemando cada árbol,

va quemando su existencia.

Extendiéndose cada llama,

en cada lágrima,

en la noche,

al amanecer,

al Alba.

El abandono y la muerte de esta tierra mía.

El bosque se va quemando,

quemando por el abandono.

El abandono lo va quemando todo,

quemando por avaricia.

La avaricia va avanzando, arrasando,

quemando esta tierra mía.

Y la tierra va muriendo,

se va quemando cada día.

04 de Agosto de 2017

Luis de Laos.

Caminas entre mis entretelas

https://laostiaputapoetica.noblogs.org/?p=1226

Este poema lo colgué en mi otro blog, cuando lo tenía activo.

 

Arriba dejo el enlace y el poema abajo “corregido”

 

Caminas. Entre mis entretelas

Caminas por constelaciones

entre mis sueños vuelas

entre las nubes de mi triste existencia.

Paseas por mi vida con las caricias que fuerzan tus besos.

Revisé cada estela dejada por tus ojos robados

a la suave brisa de mi apariencia

y descubrí que cambia la luz de las candelas

a la tenue oscuridad de las sombras,

en la alcoba cuando tu no estás

cuando te marchas

cuando te despides sin más.

Caminas entre los trozos de cristal

que al amanecer iluminan mi cabeza loca

y uniéndolos con la fuerza que da

tu sonrisa a cada paso que das.

Provocas que me enrole a la resistencia

que lucha contra la tristeza

para acabar derrotado

al ver que no volverás.

¿Qué puedo hacer si no estás?

¿Qué puedo hacer si no contestas?

Cuando espero respuestas en esta habitación sin vistas,

¿Qué puedo hacer si alimentas mi tristeza cuando te vas de esta cama desierta?

¿Qué puedo pensar si huyes de mi fría existencia

y no puedo dejar de pedir que vuelvas?

¿En qué puedo soñar si no estás?

Si muero es porque la muerte no espera a la oscuridad de mis entretelas.

Si muero es porque no pude con esta realidad impuesta

y me dejé llevar por la frialdad.

Si muero es porque no obtuve tu respuesta y me venció la oscura tristeza.

Das vida a la brisa de mi corazón.

Eres como un campo de tulipanes

que se agita al viento de mi mundo interior.

Eres como la luna de este frío

firmamento que ilumina la isla

desierta de mi océano interior.

Eres como el sol que alimenta a los girasoles

que brotan en los entresijos de mi caparazón.

Caminas entre mi mundo interno

dándole aliento y alejándome del oscuro averno,

haciendo brotar todo lo bueno que allí se marchitó.

21 de Octubre de 2016

Luis de Laos “Laostiaputa Poética

 

 

Luis de Laos

Un soplo en mis pensamientos…

Un soplo en mis pensamientos,

un recuerdo de lo borroso,

un mero instante.

¿Es la vida un instante o lo que dictan tus recuerdos?

¿Es un momento borroso o lo que vives cada instante?

¿Es el amor lo que vives o lo que dictan tus recuerdos?

¡Es más que unos instantes en la memoria!

Es querer estar cada milisegundo de tu vida con tu compañera

Es vivir cada instante que pasas junto a ella,

morir por sus besos,

perder la consciencia con su mirada,

es respeto,

es vivir en común,

compartir tu eterna alegría cada vez que se cierran los ojos

y cuando se juntan los labios para que jueguen el amor y el deseo, disfrutar y vivir.

¿Es el silencio un momento doloroso o una eterna frustración?

Es el viaje a lo eterno, es abstraerse de la propia inconsciencia

Es perder la naturaleza de lo banal, de si mismo.

Volver a tu naturaleza y buscar la evasión de lo negativo.

¡No me evado por ti!¡Ni quiero escapar!

Sólo quiero pensar y dejar atrás lo negativo

convertir lo que duele en algo positivo

y seguir avanzando en este camino empedrado.

¿Es el amor lo que vives o lo que dictan tus recuerdos?

Es la vivencia lo que dictamina tu existencia,

es lo que haces a cada momento

por cada paso, abrazo, beso, mirada que das

es el recuerdo que dicta tu memoria.

No sólo eres lo que haces, eres lo que recuerdas.

No sólo eres lo que escribes, eres lo que creas.

No sólo eres lo que dices, eres lo que vives.

No sólo eres, también estás y hay que vivirlo.

Mientras suena en mi radio I stay away los pensamientos vuelan inconscientes

hacia un jardín imaginario de flores de mil colores

y tumbado en el centro de este jardín

vuelo, vuelo, vuelo

vuelo hacia tus labios y me imagino besándolos

¡Estaré de nuevo allí!

Recordando cómo es el pasado y cómo debo imaginarlo.

¿Es la vida el resultado del pasado?

¿Es la vida un momento en tu memoria

o es el instante que vives?

¿Es el amor un viaje inesperado o es algo buscado?

Lo que buscas lo encuentras y lo que encuentras lo capturas en la memoria

para acabar siendo un recuerdo borroso e imaginario.

Mis recuerdos son mis vivencias

y lo vivido es el recuerdo del futuro.

31 de Julio de 2017

Luis de Laos

A las rosa presas en un rosal

A las rosas presas en un rosal

Rosa de mi rosal
rosal al que no pertenezco.
Vive rosa sin maldad
rosa roja del tiempo.
Luce y brilla el rosal
rosa roja que no siento.
Sobrevive y lucha en la ciudad
ciudad negra de oscuro pensamiento.
Rosa roja de ciudad
rosal en peligro por el viento,
echa raíces sin olvidar
que quiere romper los cimientos.
Rosa viva del rosal
que inspiras a un poeta muerto
sigues viva sin volar
y sueñas con el final del tiempo.
Rosa roja del rosal
rosa que le canta al viento
¡No somos lo que dicen,
somos lo que hacemos!
¡No quiero ser un perro guardián,
quiero ser un lobo que aúlla hambriento!
¡Soy rosa de un rosal
y dejaré que mis pétalos
vuelen salvajes al viento!

30 de Julio de 2017
Luis de Laos

Tus bellos ojos

Tus bellos ojos

Se que puedo hacer muchas cosas
que si me lo propongo lo consigo.
Se que al mirarte a tus bellos ojos
puedo conseguir caminar sin perderme.
Lo sé porque lo hago todos los días.
Se que puedo escribir casi sin pensar
porque pienso en ti y me dejo llevar.
Puedo caminar sin pisar el suelo
de esta ciudad fría y oscura,
sólo me dejo llevar por el impulso del viento.
Puedo volar por encima de los tejados,
es la Luna la que ayuda a soñar.
Puedo caminar como un gato,
me siento sobre vuestros tejados
esperando al Alba
y libre actúo.
Soy un trago cualquier noche de terciopelo,
bebo y no lo hago para olvidar.
Soy libre pájaro migrando hacia una nueva sociedad.
Se que me puedo rendir
y se que me puedo dejar llevar por la corriente del río,
como los peces muertos.
Y se que puedo morir en el intento
pero mi mejor aliento es conseguir ver tus bellos ojos
y caminar sin perderme en esta oscura ciudad.
Se que puedo hacer miles de cosas
pero sólo quiero poder mirarte.

28 de Julio de 2017
Luis de Laos.