Cada día que pasa, cada hora silba, cada minuto que pasa, el corazón me dice ¡Oye!¡Qué estoy aquí! Me achucha, me abraza y deja que me lleve la congoja, hasta el final del día. Se marca un baile cada noche, resopla, se marca un redoble de tambor, sufre de insomnio, se abraza a la almohada,... Seguir leyendo →

Anuncios

La vida te ha dado muchas patadas en el estómago y no has parado de vomitar sonrisas a fuerza de las cuchilladas que recibiste por otras sonrisas vomitadas que tuvieron que sobrevivir. No forzaste las amistades forjaste hermandad y afinidad callejera. La noche fue un experimento fructífero un universo que no paró de expandirse las... Seguir leyendo →

Hoy, no me duele la nostalgia ni se sacia mi agonía. Las rosas no salen de noche se esconden y saludan al rocío cada amanecer. Y yo cómo flor negra saludo y celebro la vida nocturna hasta que el amanecer me dice basta. Hoy, no me duele la noche. Cada minuto que pasa es un... Seguir leyendo →

¡Mira! ¿Ves mis lágrimas cayendo por mi cara? Son el producto de la noche el alimento de mi agonía. Cada palo, cada torcedura, cada camello conocido, cada vaso de ron, es una lágrima en esta cascada. ¡Mira! ¿Ves cómo caen por éstas arrugas? Cada una de ellas es mi corazón roto por cada patada recibida... Seguir leyendo →

¿Qué mierda es eso de definir a un corazón roto que busca escapar y volar cómo cualquier otro?

El niño que devoraste ya no crece dentro y la luz que alimentaste, se va desvaneciendo. Crece a cada momento un nuevo niño pero viejo. Viejo como el camino que vas recorriendo con baches, asustaviejas y desaliento. La luz decrece y lucha contra el averno una pelea dura como la hormiga contra el viento. La... Seguir leyendo →

Cómete al niño que tienes dentro. Devóralo, sabórealo y sácale el jugo, cómo al rico. Sácale el jugo a su dulzura y a su alegría, aliméntate de la niñez que tienes dentro ya que la vejez sólo lo hace de la soledad, la tristeza y la amargura y se sazona con la muerte venidera. Las... Seguir leyendo →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑