Corazón marchito

“El reloj pasa y los amigos se pierden

el susurro del tiempo es un mal enemigo

que canta las viejas heridas de un corazón marchito

y los viejos amigos vuelven si no los quieres olvidar.”

Lobo Sarnoso

Corazón marchito

 

Con dos copas de más aprendimos a volar

con dos copas de más aprendimos a soñar

con dos copas de más aprendimos a llorar

con dos copas de más aprendimos a olvidar

Se perdieron los viejos recuerdos

olvidamos las idas y venidas del Madrid añejo

de calles oscuras e historias de viejos bandoleros.

Las noches se fundieron en mil elementos

las estrellas fueron nuestras luces de contrabando

y cada luna llena fue un chivato en nuestras manos.

Llovía en nuestros zapatos y palabras vacías en nuestros labios

nuestras viejas batallas nunca fueron batallas

y de nuestros ojos vidriosos sólo brotaban lágrimas de cocodrilo.

Esas lágrimas eran saciadas

con el neón de un pelotazo de alcohol podrido

y no había mirada que nos alegrara

ni rubia que nos saciara

ni papel que nos librara de aquella vieja batalla

que perdimos cada noche que salimos sin vivir.

Nos perdimos en la noche en un Madrid podrido

jugamos al juego de los perdedores

y perdimos la vida por aparentar existir.

¡A pesar de todo mereció la pena! 

 

22 de agosto de 2017

Luis de Laos

 

 

Soledad

¡Ah! ¡La soledad! ¡Que duro castigo!
¡Puedes estar rodeado de tus mejores amigos
y estar más solo que la una!
¡Ah! ¡La soledad! ¡Bendita bendición! ¡A veces!
¡Puedes estar rodeado de los que más quieres
y estar deseando la soledad!
¡Ah! ¡La soledad! ¡Que deseo con barrotes!
¡Que losa más pesada!
¡Que vida solitaria!
¡Ah!¡La soledad!
¡Ni pan sin agua, ni agua en los ríos!
Solo el canto del agua surcando el bosque
y los pensamientos huyendo del bullicio.
Sólo ruido en la noche y silencio en mi sino.
¡Ah!¡La soledad!
¡Maldita losa!¡Maldita verdad!
Y que bien se está en la más absoluta soledad
sin oir llorar al niño,
sin oírlo en sus juegos,
ni berrinches,
ni lamentos.
Que bien se está sin oir la aspiradora,
ni los gritos de los vecinos,
ni a los vecinos jodiendo,
ni oírlos gemir,
ni cantar,
ni corriendo.
¡Ah!¡La soledad!¡Que gran invento!
¡Aquí estoy, solo!¡Escribiendo!
Sobre la soledad que ya no siento
Ya que tu estás en mis pensamientos
y se que esto lo estás leyendo.
¡Ya no me siento solo!
¡La soledad!¡Que gran invento!

08 de Agosto de 2017
Luis de Laos

La noche no volvió a tener tu mirada

¿Es por mi, es por ti o es por todo?
¿Es porque estoy anulado?
¿Es porque así lo quiso un Dios menor?
¿Es por amor o es para sufrir dolor?
¿Es un te quise pero no,
o es un doloroso para siempre?
¿Es por mi o por tu insensata locura?
¿Es porque si, o es que quizás no sucedió?
¿Es por ti o por el dolor de un corazón errático?
¡No lo se!
Pero se que la noche no volvió a tener tu mirada
y mi corazón florido no supo llorar.

07 de Agosto de 2017
Luis de Laos

Caminas entre mis entretelas

https://laostiaputapoetica.noblogs.org/?p=1226

Este poema lo colgué en mi otro blog, cuando lo tenía activo.

 

Arriba dejo el enlace y el poema abajo “corregido”

 

Caminas. Entre mis entretelas

Caminas por constelaciones

entre mis sueños vuelas

entre las nubes de mi triste existencia.

Paseas por mi vida con las caricias que fuerzan tus besos.

Revisé cada estela dejada por tus ojos robados

a la suave brisa de mi apariencia

y descubrí que cambia la luz de las candelas

a la tenue oscuridad de las sombras,

en la alcoba cuando tu no estás

cuando te marchas

cuando te despides sin más.

Caminas entre los trozos de cristal

que al amanecer iluminan mi cabeza loca

y uniéndolos con la fuerza que da

tu sonrisa a cada paso que das.

Provocas que me enrole a la resistencia

que lucha contra la tristeza

para acabar derrotado

al ver que no volverás.

¿Qué puedo hacer si no estás?

¿Qué puedo hacer si no contestas?

Cuando espero respuestas en esta habitación sin vistas,

¿Qué puedo hacer si alimentas mi tristeza cuando te vas de esta cama desierta?

¿Qué puedo pensar si huyes de mi fría existencia

y no puedo dejar de pedir que vuelvas?

¿En qué puedo soñar si no estás?

Si muero es porque la muerte no espera a la oscuridad de mis entretelas.

Si muero es porque no pude con esta realidad impuesta

y me dejé llevar por la frialdad.

Si muero es porque no obtuve tu respuesta y me venció la oscura tristeza.

Das vida a la brisa de mi corazón.

Eres como un campo de tulipanes

que se agita al viento de mi mundo interior.

Eres como la luna de este frío

firmamento que ilumina la isla

desierta de mi océano interior.

Eres como el sol que alimenta a los girasoles

que brotan en los entresijos de mi caparazón.

Caminas entre mi mundo interno

dándole aliento y alejándome del oscuro averno,

haciendo brotar todo lo bueno que allí se marchitó.

21 de Octubre de 2016

Luis de Laos “Laostiaputa Poética

 

 

Luis de Laos

El bosque y el asesino

Escrito después de una noche de miedo

Aún puedo recordarte,

aún te siento cerca,

aún oigo tu voz lejana,

aún veo como te marchas,

aún se que estás ahí.

Aún recuerdo aquella casa,

esa habitación tan tenebrosa,

con esos cuadros tan siniestros,

con esa figura inerte en la sombra.

Aún recuerdo tus gritos,

aún me torturan tus lamentos,

aún recuerdo como me llamabas

y no hice nada.

Aún recuerdo aquella sombra inerte

y el cuchillo en mi almohada.

Aún recuerdo cuando gritabas,

aquella sombra en la noche.

¡Nunca apagues la luz de tu cama!

Esa sombra estará vigilando tu mirada

y cuando menos te lo esperes te romperá el alma.

Aún recuerdo mi huida,

aquella carretera en la nada,

y esa sombra que me vigilaba.

Aún recuerdo el cuchillo en mi almohada

pero tu no estabas.

Aquel bosque casi me mata

pero tu ya no estabas

aquel cuchillo en la almohada

y la pared ensangrentada.

Ahora me escondo en el bosque

huyendo de un cuerpo inerte

que me vigilaba.

Ten cuidado, puedo estar en tu ventana.

28 de Julio de 2017

Luis de Laos