Corazón marchito

“El reloj pasa y los amigos se pierden

el susurro del tiempo es un mal enemigo

que canta las viejas heridas de un corazón marchito

y los viejos amigos vuelven si no los quieres olvidar.”

Lobo Sarnoso

Corazón marchito

 

Con dos copas de más aprendimos a volar

con dos copas de más aprendimos a soñar

con dos copas de más aprendimos a llorar

con dos copas de más aprendimos a olvidar

Se perdieron los viejos recuerdos

olvidamos las idas y venidas del Madrid añejo

de calles oscuras e historias de viejos bandoleros.

Las noches se fundieron en mil elementos

las estrellas fueron nuestras luces de contrabando

y cada luna llena fue un chivato en nuestras manos.

Llovía en nuestros zapatos y palabras vacías en nuestros labios

nuestras viejas batallas nunca fueron batallas

y de nuestros ojos vidriosos sólo brotaban lágrimas de cocodrilo.

Esas lágrimas eran saciadas

con el neón de un pelotazo de alcohol podrido

y no había mirada que nos alegrara

ni rubia que nos saciara

ni papel que nos librara de aquella vieja batalla

que perdimos cada noche que salimos sin vivir.

Nos perdimos en la noche en un Madrid podrido

jugamos al juego de los perdedores

y perdimos la vida por aparentar existir.

¡A pesar de todo mereció la pena! 

 

22 de agosto de 2017

Luis de Laos

 

 

La mala hierba crece y no rompe un poderoso muro

La mala hierba crece
y no rompe un poderoso muro

¡Pueblo!¡Despierta!¡Ofrece resistencia!

Ante el avance impertérrito de la mala hierba.
Ante los cambios que quieren imponer
Ante el avance del fascismo
¡Pueblo!¡Despierta!¡Organízate!
¿Cuándo podremos volver a ver caer
el polvo sideral del amanecer?
La lluvia ya no es radiante
y el cielo está lleno de escombros,
Cosmos que se destruye a su vez.
Siento tristeza por la deriva humana
rabia por la tragedia diaria,
rechazo por el fanatismo religioso,
odio el fascismo cobarde y asesino.
Mala hierba que ocupa nuestra calle
que quiere gobernar nuestras vidas,
dirigir nuestros pensamientos.
¡Son tantos los muertos
por la vergüenza humana!
¡son para vosotros tan lejanos
a pesar de la poca distancia!
Que las nubes sin lluvia
descargan toda su ira
en los campos sembrados de muerte.
No son lágrimas de vida
son gotas de agua podrida.
Esas nubes turbias no dejan ver el cielo,
ni la tierra.
¡Pueblo!
¡La mala hierba crece
y no romperá un poderoso muro!

22 de Agosto de 2017
Luis de Laos

Comunicado del Ateneo Libertario Carabanchel Latina ante el atentado de Barcelona

Queremos expresar nuestra tristeza y pensamiento con este poema.

Rosa de Foc

https://ateneolibertariocarabanchellatina.wordpress.com/2017/08/19/comunicado-del-ateneo-libertario-carabanchel-latina-ante-el-atentado-de-barcelona/

Un día triste,

hoy hay familias que despiertan de luto

el odio manchó Catalunya,

la luz de nuestros ojos,

el brillo de nuestro horizonte,

la rosa de Foc en nuestro corazón.

Nigeria, Irak, Siria, Inglaterra, Mali, Camerún, Francia, el pueblo Mapuche, los kurdos, Yemen, etc.

Y tantos y tantas que sufren el terrorismo,

con ellas nos solidarizamos.

¡Hoy tocó Barcelona! ¡Mañana¿ quién sabe?!

Ellos crean las guerras,

nosotras ponemos los muertos.

Ellos generan beneficio,

nosotras sufrimos las pérdidas.

Ellos dictan leyes,

nosotros debemos desobedecer.

Luis de Laos.

Un pie sigue a otro

Un pie sigue a otro, es la lucha
Suena mi despertador cada mañana
son las cinco, es la hora.

Suena Barcelona ciudad en mi cabeza.
Me levanto, me visto como puedo,
voy al comedor enciendo la tele
sin saber porqué y pongo las noticias.
Manipulación y mentiras, siempre lo mismo.
Abro la nevera, saco la leche,
el zumo y me preparo el desayuno, siempre lo mismo. ¡Maldita rutina! ¡Cómo mata nuestras vidas!
Abro de nuevo la nevera, saco para preparar la comida.
Un poco de fruta, galletas y el bocata.
Desayuno, me tomo la pirula para la tensión
y me lavo los dientes, la cara, las manos
pero no me peino, no lo necesito.
Cojo la mochila y me dispongo a comenzar la jornada.
No es un nuevo día, es una nueva jornada de trabajo.
Porque es lo que se hace, trabajar.
Y a eso voy, a que una familia adinerada viva por encima de mis posibilidades.
A pesar de la barbaridad la vida sigue.
Mi corazón con todas las víctimas del terrorismo.
¡Vuestras guerras, nuestros muertos!

18 de Agosto de 2017
Luis de Laos

Mapuche

Mapuche
Dijo no
a aquel tiro de gracia
en la calle, en la tierra, en la distancia
mientras rompía a correr
dijo no
Y se negó a parar
y la sirena sonó
una nueva lluvia de balas
directa al hospital
no pudo gritar
¡No!
Cortaréis el árbol por la raíz
asfaltaréis cubriendo sus restos
la raíz será el alimento de la flor rebelde
que brotará
y romperá el asfalto en mil pedazos.
Y esa flor gritará con furia ¡No!
Y ni vuestras balas,
ni vuestras sogas podrán callarla
Y gritará ¡Basta!
Mapuche

17 de Agosto de 2017
Luis de Laos

Que vuelva la lluvia

«Ya no aullará más el lobo
y no buscará el abrigo de la luna
y no caminará sobre la tierra.
Ya no irá a tu ventana
para escaparos una noche más
hasta el amanecer.»
Lobo Sarnoso

Si los delirios del clima
no se han ido
y no vuelve a llover.
Si los campos se murieron,
el agua no mojó tu cara,
y el aire se sintetiza sin besarte.
Es porque no quedan dudas,
es porque no queda vida
y ya no queda nada
que nos pueda ofrecer un nuevo día
o una nueva gota de lluvia
y un poco de alegría en este mundo podrido.
Acabaremos por recordar
como era ese instante
cuando comenzaba a llover
y las flores saludaban tu ventana
y las gotas se deslizaban por el cristal
hasta mezclarse con tu sonrisa
¡Y tu esperabas!
Las seguías con tu mirada
hasta que el marco de la ventana las decía…
¡No avanzaréis más!
Se acumulaban en el bordillo
para caer al suelo,
empujadas por las ganas de volver a ver el sol
¡Y las gotas gritaban de júbilo!
¡Porque iban a unirse con la madre tierra!
¡Y tu esperabas tras la ventana!
La llegada del relámpago
y el grito enrrabietado del trueno.
Si no vuelve a llover,
si no vuelven las nubes a cubrir el sol,
si no vuelve el cielo a querer
mojar tu dulce azul.
Si no vuelve a llover
y tu no vuelves a ver un cielo tan azul,
mientras suena un blues.
La vida será un eterno rival,
un espejismo irreal,
un abismo sideral.
Si no vuelve a llover,
la tierra será una eterna oscuridad,
un tiempo sin retorno,
un abrazo sin cariño,
un jardín sin vida.
Desaparecerá la lluvia,
tus besos serán lágrimas sin vida
y de tus venas no correrá la savia
que una rosa necesita para brotar.
¡Que vuelva la lluvia!¡Que no llore la tierra más!

14 de Agosto de 2017
Luis de Laos