Herejes del tiempo

56

Herejes del tiempo

Somos herejes del tiempo

rompimos el tic tac de los puntos suspensivos

en el bulevar de la existencia.

Lobo Sarnoso

El reloj de pared se paró al atardecer

y no supimos recuperar ese instante.

Tu mirada perdida

fue el punto y aparte

el cianuro en los ojos

la bilis que no expulsarán los cielos.

El camino se cerró, finalmente, en tu mirada

y la escalera jamás volverá a mecer tu sueño.

Aplaca tu tormenta

que el viajero se marchó para no volver

sobre el mapa que el tiempo no quiso mostrar.

¿Qué necesitamos en ese instante,

cuando las lágrimas nos abrasaran

y el despertar es una nueva tormenta,

si no tenemos nada en propiedad?

Algún día te lo preguntaré sin saber porqué.

Me arrepiento de no haberme muerto

aquel día mientras estaba en tus brazos

arropados por las sábanas de nuestro aliento.

Fingimos seguir viviendo aquel hechizo

y supimos que no volvería a llover en nuestro jardín.

¿Si no estás tu, que cabe destacar?

La brisa del tiempo cada amanecer

el mañana que no partirá

los días sin sol

y el jardín que se secó en aquella tempestad.

Somos herejes del tiempo

que no contamos con su lento caminar

y negamos la intervención exterior

en el divagar de nuestra efímera vida.

12 de Abril de 2017

Luis de Laos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s