Gata Libertaria

31

Gata Libertaria

Lleva la vida por sombrero

esperando a que la Luna avance

y poder visitarla.

El agua que refresca la garganta

de un perro callejero o de una gata nocturna

esquirlas en el aire

raspando nuestras miradas

el agua desgastando la roca

el siroco en el desierto

tus labios en mi boca.

La educaron para ser sumisa y obediente

y salió rebelde, cansina y gruñona

valiente, alegre, indomable e ingobernable.

Anoche visitó un gato moribundo tu tejado

no era yo esperando mi funeral

era un gato pardo, mortecino y casi senil.

Caminaba dando tumbos

como un borracho en la madrugá

esperando a ser sometido y morir

bajo la luz de tus ojos gatunos.

La vida no es igual para aquellos

que viven sin unos labios, tus labios

rozándose en cualquier mar,

en el mar de tus ojos.

Para aquellos que no esperan abrazos de consuelo,

en tus brazos

que no tienen donde dormitar,

en el altar de tu cama solitaria

que no tienen una mirada cómplice,

tu mirada cada mañana.

Ese gato callejero, moribundo, solitario

esperando su final cada madrugada

esperando morir por ti, mi gata solitaria.

No espera, no busca,

no ama

solo desea estar a tu lado,

en tu cama

en tu pecho

bajo tu abrazo

en su último aliento.

Gata, gata, gata brava

¿A donde vas tan solitaria

dónde caerán tus huesos pardos

dónde dormitarás sin tu agua de luna

dónde caerás cada amanecer?

Donde manden tus ovarios

donde no tengas que explicar

el porque de tu libertad innegociable.

Gata de ojos seductores

gata solitaria, a la que nada le ata

gata de madrugada, libre y solitaria

perra vieja cada mañana

guerrera y libertaria toda la semana

de armas tomar, ingobernable

intratable e indomable.

Sólo quiero que me mires

y que me falten las palabras al mirarte

y me ahogue cada madrugada

si no me acompañas

si no me abrazas

si no me besas.

No dejes que me muera si me das la espalda

no dejes que corra tras de ti buscando tus abrazos

no permitas que busque en ti la mirada que me deje respirar

y que me quite las ganas de encontrar mi funeral

cada anochecer

cada madrugada

cada amanecer.

Que me muera si no dejas que mi tumba sea tu tejado

y que cada anochecer pueda cantarle a luna

y que ella sea mi linterna cada noche cerrada

mi guía y mi fiel compañera, Luna lunera.

Gata solitaria, te marchas libre

vives libre y morirás en libertad.

Y yo esclavo de tus huesos

moriré buscando mi final

sin sentir pena y soledad

soñaré con tus besos

y caminaré solitario una vez más.

Por ti seré, por ti moriré

Lobo Sarnoso

10 de Febrero de 2017

Luis de Laos

15978011_10211553058279686_2805259686678885422_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s