El camino, el lobo okupa la luna

27

El camino, el lobo okupa la luna

La montaña no te frenará

el mar no te ahogará

las verjas no te van a parar

hasta llegar al final del camino,

corazón cautivo de cualquier lugar.

Lobo sarnoso

Okupa sin candado

le lloraste al viento y al sol

como un lobo cansado

que le sobran las palabras

y aúlla asustado a las llagas del corazón

Okupa del tiempo y de los días de dura niebla

lobo acorralado mientras huye del invierno

invierno frío que cala en sus huesos.

Contra el viento

busca enfurecido y sin aliento

en las escombreras de la habitación.

Okupa tapiado con los ladrillos del tiempo,

las ojeras ganadas por las lágrimas perdidas en el viento

por ti será lobo herido que nace cada día

que muere cada noche y que pierde la alegría

si no le cantas cada madrugada en tu jardín.

La lluvia descansa rota y aquejada

sobre el lomo del lobo solitario y libre

que sin cadenas, sin mentiras

sin frontera, sin preocupación

tiene un alma rota y dañada.

Eras libre y ahora eres belleza

eras belleza y ahora eres libertad

da seguridad vivir

sin tener que explicar

porqué vas a respirar

o porque quieres morir.

Lobo que aúlla, su llanto,

descansa el corazón

las estrellas son su hogar

donde duerme cada noche

y está fuera de todo control.

Bajo el cielo raso

le apodera la mente

la extraña fascinación

por el mar estelar

y sus nocturnas olas

donde crece el sol

donde canta canciones a solas

y brinda por la seguridad que no va a claudicar.

Por ti seré un lobo sarnoso

harapiento del corazón

sin futuro y sin aliento

moriré siempre por ti, mi amor.

II

Muere la Luna solitaria

cada amanecer, por cada suspiro del alba

por un lobo sarnoso que canta a la madrugada

sin ataduras banales

sin que nadie le dicte el camino

sin que tenga que dar explicaciones

de porque eligió el atajo

de las noches más largas

de los días amargos

de las horas que no pasan.

Sin soltar una lágrima

los poetas le recitan versos

a la luz de su cama

poemas de lobo hambriento

y de perros que ladran.

Poemas que la memoria borrará

y el viento cantará cada madrugada

a su amiga la Luna

será un tornado en las heridas del corazón.

Los dientes destronados de su trono de marfil

gastados por los hábitos,

por el tiempo perdido

y por las ganas de huir.

Cunetas llenas de lágrimas

venas llenas de alambre

su tierra manchada de sangre.

El camino, tu camino,

el llanto, la noche

tu canto y los reproches

el barro en las patas

el sucio devenir, las lágrimas,

las risas, los abrazos perdidos, las ratas

los días eternos y las noches cortas.

Una lágrima por cada latido

los días cortos, ladrido

las noches que son más largas

sarro en el corazón, el aullido.

Las olas en el mar, la memoria

la luz reflejada en la cara

los huesos y la carne desgarrada

la sangre en la mirada

lágrimas que pierden la calma,

por este sucio mundo pueril.

El camino que se hace eterno

y el lobo que okupa la Luna

para volver a nacer valiente y libre.

06 de Enero de 2017

Luis de Laos.

Anuncios

3 comentarios en “El camino, el lobo okupa la luna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s