26

La tierra ya puede arder

Se respira el invierno en tus pulmones mellados

y las canas es la nevada de un tiempo olvidado.

Qué tienen estas pesadas cadenas

que en el silencio hacen tanto ruido.

Una lágrima ocupa el corazón en llamas

se apaga el día y la noche es clara

recorre esta lágrima las venas en llagas

y el silencio vence donde muere la calma.

Le arranqué el corsé a la vida

y me hundí entre sus pechos.

Al calor de su regazo

recitaré versos y relatos perdidos

vomitaré lágrimas y sinsentidos.

Si siento el rechazo de un mundo en guerra

pierdo el sentido y saco brillo a mis cadenas.

Esas caricias que me regalas me hacen sudar

aquel alcohol de quemar

que tragó mi corazón roído.

El mundo no se tiene que mejorar, debe arder.

El mundo seguirá igual de cruel

si no hay una llama que lo purifique.

Que todo arda y que todo perezca

y que las cenizas sean el principio de la transformación social.

Que el invierno se convierta en eterna primavera

que nuestros relatos sean el paso para un nuevo despertar

que la lluvia elimine los restos

de un mundo en llamas.

El corazón arde, la luna no descansa

mis lágrimas se bañan en sangre

y el grito ingobernable e intocable de nuestra rabia

despertará consciencias de este mundo servil

se romperán cadenas

y las banderas negras se agitarán al viento

desde las barricadas del corazón.

Y mientras arde este asqueroso mundo

me hundiré entre tus pechos

y recorreré cada centímetro de tu cuerpo

con mis labios quebrados.

Hasta el siguiente amanecer

recorreré tu cuerpo

y con la luna por bandera

la tierra ya puede arder

y mi hermosa calavera

adornará la barricada, vida mía.

04 de Febrero de 2017

Luis de Laos.

Anuncios

4 comentarios sobre “La tierra ya puede arder

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Novela: El séptimo amanecer

¿Qué estarías dispuesto a hacer si conocieses el destino de la humanidad?

canallathor

Un alma tendida al sol

Historias Furtivas

Cuentos y relatos por Zoe Ruiz

Escritora no descubierta

Soy bibliotecaria de profesión, amante de las letras, la poesía, la fotografía y las emociones. Voy guardando la vida en sencillas frases.

| SCRIPTEUM |

Blog de escritura

El templo de Salomón

Describir la tragicomedia de la vida y comparaciones.

kobo73

Lee y conducirás, no leas y serás conducido.

El Blog de Lídia

Espacio de mis historias y otros devaneos

Merodeadoras noctámbulas

"Escribir es seducir. Humor con lágrimas, humor con hambre y café con leche"

Centro Social Tres Peces Tres

El Centro Autogestionado de los colectivos que trabajan en el entorno social, cultural y político asambleario. Actual sede de Archivo Sol 15M, Asamblea Transmaricabollo de Sol, Docma Forum, El Faro Crítico, En Madrid Otra Italia, Fenda (Embaixada Popular Galega), Flipas GAM, Grupo de Afectos y Cuidados en Tiempos del Capital, Madrid 43 Ayotzinapa, Refugiados Bienvenidos, Y Retiemble, Zorras No Monógamas... compartiendo espacio junto a otros talleres, proyecciones, charlas, actividades, clases, presentaciones y eventos. En la calle Tres Peces 3, metro Lavapiés y Antón Martín (3peces3@gmail.com)

Palabras, y todo lo que traen consigo.

"Mi leal traidora inspiración, de intermitente aparición."

Niu de borboletas

Bailando entre palabras

alemardemi

Entra y juzga, eso hacemos todas.

Percepción de Mujer

Un lugar para sentirte

Liberoamérica

Revista iberoamericana de literatura, cultura e igualdad

LUCES Y SOMBRAS

TAL COMO ERES...

EL INSTANTE VARADO

una luz diferente, un cambio de decisión, un paseo tranquilo, el otoño, un pensamiento...

El sitio tranquilo

Pequeños relatos, pequeñeces.

Herederas de Salem

Bienvenide al fuego.

A %d blogueros les gusta esto: