Calavera

24

Calavera

Que eterno instante observar sus ojos cóncavos

cuando entre sus abrazos se escapa un suspiro

un latido del corazón y una sonrisa, la vida misma.

Calavera,

eres un instante de consuelo

para la mirada perdida del naufrago

para el vagabundo de viaje sin destino

viajeros que van hacia el fin de su camino.

Calavera,

una gota de mar es el maremoto que lo inunda todo

el beso mortal que la tierra te regala

el aliento que transforma los pies sin arena

de los parias de mirada llena de pena.

Calavera,

eres dueña del perro que ladra

y aullará sin la guía de los rayos de luna

del bebé que llora sin alimento

del carcelero que pasea a los pies del preso

de los barrotes del presidio

que corta el vuelo del condenado

pero que no doblega sus ansias por volar.

De los muros llenos de rencor y odio

de las concertinas sangrientas

de las armas asesinas

del madero represor

del juez ….. y parte

del político corrupto

del emprendedor sin escrúpulos

del frío invierno

del calor eterno.

Del sudor de la flor que se vuelve humo,

aliento para la mariposa que sueña ser crisálida

y se transforma en viento

y viaja a través del tiempo

donde los recuerdos son el impulso de su vuelo.

Calavera,

la vida no llora por el vuelo ciego de una oruga

se detiene un momento por el aletear de una sonrisa

por el primer paso de un perro callejero

por la primera lágrima de un gato cansado,

cansado de conversar con la Luna.

Calavera,

cuando siento tan cerca tu aliento

por cada lágrima que no se seca en la ventana

el color de mis entrañas se vuelve violento

y la vida se aleja cada madrugada.

Calavera,

la vida no se detiene, avanza

es una constante, es el eterno remanente

como la sonrisa de los niños

como el primer juego cómplice

como la primera luz de la mañana

como la eterna noche

como la alegría y la tristeza

como el bucle moreno de una gitana

como el blues de la madrugada

como el canto en la mañana.

Como los ojos de mi morena

como sus caricias, hermosa mía

como sus abrazos, las noches melancólicas

como su piel rosácea

como su sonrisa que me regala alegría

como sus besos, que me dan vida, gitana mía.

Calavera,

alegría.

26 de Enero de 2017

Luis de Laos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s